29 de Septiembre. Alconchel de la Estrella

La última etapa de nuestra pequeña ruta nos llevó hasta Cuenca. El viernes teníamos previsto recorrer los alrededores de la central de Trillo en Guadalajara. Como desde ENRESA nos dijeron que la central no se podía visitar la idea era dar una vuelta por los alrededores pero la lluvia tan fuerte de ese día nos hizo cambiar de planes a mitad de la ruta. En lugar de ir hacia Trillo (Guadalajara) giramos hacia el sur y nos encaminamos a Cuenca.

Por el camino vimos que quedaba cerca la central de Zorita. Primera central que entro en funcionamiento en España y que hoy día se encuentra en proceso de desmantelamiento. En este reportaje del tristemente desaparecido “Soitu” se explica algo mas de este proceso y de lo que supone para la zona desde el punto de vista económico. Esta disyuntiva entre la mejora del nivel de vida y la posible preocupación por los riesgos se repite en la mayoría de los emplazamientos que hemos visitado. Desde Almaraz o Valdecaballeros a nuestro siguiente destino: Villar de Cañas, pueblo elegido para situar el futuro almacén temporal centralizado (ATC)

Visita y Actividades

Pasamos la noche en Villares del Saz a unos pocos kilometros de “Alconchel de la Estrella” donde teníamos previsto un taller. María y otra gente de la plataforma contra el ATC fueron en este caso los que nos ayudaron a organizar la actividad ( y nos trataron maravillosamente)

La charla no fue tal sino un diálogo en el que nosotros contamos nuestro proyecto, hablamos un poco de radiactividad, de contadores Geiger, y  los asistentes nos contaban su visión del proyecto del ATC , su preocupaciones y dudas.

Villar de Cañas es un pueblecito de unos pocos cientos de personas y, como suele pasar, todo el mundo se conoce y casi la mitad son familia. Así el alcalde es alcalde desde siempre y antes lo era otro de su familia. La gente del pueblo no habla del tema por miedo a lo que pueda pasar (muchos empleos dependen del ayto.) y es difícil hacer cualquier acto allí  ( no conceden permisos y por eso hicimos el acto en Alconchel de la Estrella)

También oímos muchos comentarios sobre sobre las lagunas del proyecto que han aprobado. Un proyecto irreal donde ni siquiera figuraban las tierras que se iban a destinar al cementerio. Un proceso en el que da la impresión de que ha influido más el politiqueo de partidos y favores que cualquier otro criterio.

A muchos vecinos se los conquista con la promesa del “pelotazo” (vender las tierras a buen precio y forrarse) del “dinero gratis” ( subvenciones de miles de euros a los municipios de la zona) del crecimiento de la población, de la industrialización, del empleo y por supuesto de la seguridad 100% garantizada. Frente a estas garantías las dudas de otra mucha gente. Nos hablaban de una planta similar que existe en Holanda donde todo el trabajo se lleva a cabo por apenas unas decenas de operadores, de la farsa del parque empresarial (¿Qué empresa va a mudarse a un pueblo perdido de Cuenca junto a un almacén nuclear?) y de la amenaza a la forma de vida de la gente del lugar: ¿Qué será de las denominaciones de origen de la zona? ¿Quién va a querer comprar quesos  de unas cabras que pastan junto al lugar donde encerramos los residuos nucleares de toda España?

Por la tarde, después de tomar unas cervezas con la gente del pueblo, la lluvia nos dejó realizar una nueva actuación donde además de los contadores Geiger y del láser incluimos una aplicación para iPad que fuimos pasando a la gente y que permite modificar las proyecciones láser en función de la radiactividad medida en distintos lugares de la tierra (Chernobyl, Fukushima, Ramsar )

Por la noche volvimos a casa. Un mes después aún pienso a menudo en la gente que conocimos aquel día. Buena gente digna y luchadora que han elegido vivir dónde y como viven y que no aguantan que vayan allí a tomarlos por tontos.  Neorurrales y gente del pueblo de toda la vida que dudan de los cantos de sirena del dinero gratis, el desarrollismo y la seguridad absoluta. Como nos contaba Vicente, un concejal de Alconchel ¿Qué van a decirle a sus hijos? ¿que vendieron las tierras donde cultivaba su abuelo para construir un basurero?

Carlos, de Ecologistas en Acción dijo que hay aún un par de años para parar el almacén, puesto que el proyecto está muy verde. Después será muy tarde, y Villar de Cañas pasaría a ser el almacén ¿temporal? de unos residuos que seguirán siendo peligrosos por más tiempo del que los humanos llevamos en Europa.

Ésta es la web de Enresa con información sobre el proyecto y aquí hay un argumentario de Ecologistas en acción con sus objeciones

Algo tendremos que hacer con los residuos que hemos generado, y quizás un ATC sea una solución -no hay solución “buena” para esto- pero no parece que la forma en la que se están haciendo las cosas sea muy democrática, se haya debatido, se haya preguntado y formado a la población etc. Y mientras pensamos bajo qué alfombra enterrar la basura de nuestros últimos 40 años, seguimos generando residuos como si no hubiera mañana, esperando que la ciencia en algún momento acierte a encontrar qué hacer con ellos.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>