Filed under investigaciones

Sábado 22: Madrid, Almaraz, Valdecaballeros, Don Benito.

Iniciamos el viaje desde Madrid con el objetivo de llegar a la central de Almaraz. Allí, Paca, Coordinadora de Ecologistas en Acción Extremadura, se había animado a acompañarnos al lago de refrigeración de la central.

De camino al “punto de encuentro” pasamos por la puerta de la central, y allí tuvimos la mala idea de pararnos a echar unas fotos y a estirar las piernas en nuestro primer destino. La seguridad no tardó en aparecer para echarnos de la puerta y ficharnos para el resto de nuestra estancia en el pueblo.

El pantano de Arrocampo es utilizado para refrigerar la central de Almaraz. Una central nuclear necesita refrigeración constante. Por eso miles de litros de agua pasan cada día por los reactores y por eso todas las centrales nucleares tienen siempre una buena masa de agua cerca.  El agua que viene de la central se separa del resto mediante un murito que sirve para que el agua del pantano no se caliente mucho. Además  junto a la presa, pudimos ver las enormes torres de refrigeración que enfrían el agua de forma que pueda ser vertida al Tajo. Sin embargo algo raro hay con la temperatura (o lo que sea) del agua y en Julio de este año aparecieron cientos de peces muertos

Continue reading

Explorando el CIEMAT: La Historia

Uno de los incidentes radiactivos más graves de la historia de España tuvo lugar en 1970 a sólo unos kilómetros del centro de madrid, en ciudad universitaria. Allí se encuentra el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) o la antigua Junta Energética Nuclear (JEN). Durante el trasvase de líquidos radiactivos de un reactor nuclear a una planta de tratamiento, por accidente se terminaron vertiendo al rio manzanares los 700 litros de desechos de alta radiactividad.

A día de hoy es un suceso bien documentado, recomiendo un par de artículos:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/informes/secretos/accidente/nuclear/Madrid/elpepisoc/19941024elpepisoc_23/Tes

http://palestradigital.wordpress.com/2011/03/18/ciudad-universitaria-madrid-1970-el-accidente-nuclear-que-franco-silencio/

El incidente no fue ninguna broma:

“Se sabe ahora que en la propia sede de la JEN, muy próxima a la Ciudad Universitaria, se midieron dosis de radiactividad un millón de veces superior a la tolerable a lo largo de todo un año.”

“Las cosechas de los años posteriores fueron también regadas con aguas que seguían contaminadas. Pese a ello, nunca se realizó un estudio médico para saber las repercusiones sanitarias sobre la población afectada.”

Aunque algunas cosas parecen de chiste, por ejemplo, que después del incidente las tareas de limpieza pararan el fin de semana.

“[El informe] recoge que a las 2.45 horas aproximadamente cesaron las actividades relacionadas con el accidente y no se reanudaron hasta el lunes siguiente, día 9 de noviembre”.”

“el Centro Juan Vigón, responsable de la fuga, no redactó un informe que aconsejara las medidas a tomar hasta el 14 de enero, dos meses después del escape. ”

y es que de todos es sabido que si la radiactividad es mala, la prisa si que mata. Pero de aquellos barros radiactivos estos lodos ¿Qué nos queda de eso hoy día?

Si comprobamos el mapa de radiactividad de España de la gente de radiactividad.org vemos que el único punto rojo ( medición superior al 50% de la media) se encuentra justo en el CIEMAT. Eso no tiene por qué significar que es un lugar peligroso, es un nivel bajo los límites de seguridad. pero ¿por qué? ¿Qué paso con con todo el material contaminado?

La información de actualidad la dejo para el siguiente artículo.