Filed under Uncategorized

Excursión: Buscando trazas del accidente del CIEMAT (II) (y la hipótesis de las enfermedades en el palacio de la Moncloa)

Hace unas semanas recibí un email de Alejandro preguntando por más información sobre las medidas que hicimos en el CIEMAT  un par de años atrás.

Su investigación parte de la aparente coincidencia de muertes por cáncer o enfermedades de posible origen ambiental entre la gente que vivió en el Palacio de la Moncloa en los años 70.
Y lanza una hipótesis, no como conspiranoia poco fundada sino como un simple ¿Y si…?:  ¿Y si el palacio de la Moncloa -y sus habitantes- se hubieran visto afectados por el accidente de la Junta Energética Nuclear?

A modo de detectives vamos a intentar encontrar alguna posible traza de aquel accidente en lugares donde no miramos la otra vez.

La anterior exploración se basó en la investigación de las zonas colindantes al CIEMAT en la Dehesa de la Villa. Estas zonas parece que han sido limpiadas a fondo. Pero si el vertido fue por los colectores de alcantarillado ¿Donde pudo llegar?

Las averiguaciones de Alejando más en profundidad, aquí:
https://docs.google.com/document/d/1pq5NrZJ1m8xSS6GZerRFjGbGVWbQQusCzWT25Mzsy6E

Averiguaciones sobre el mapa de las cloacas en 1970

JUEVES 12 JUNIO

Haremos nuestra excursión el Jueves 12 de Junio por la tarde. ¿Te apuntas? Plazas limitadas. Escribe a sergio@uncoded.es y te confirmaremos lugar de reunión y hora cuando lo sepamos.
Durante la excursión cada uno contara lo poco o mucho que sabe de aquel accidente y pasaremos un rato entretenido con los contadores Geiger.

Presentación Documental y Taller de “La cosa Radiactiva” – Medialab-prado

 


En el último año de forma mas o menos discontínua y con mayor o menor implicación, un grupo de gente hemos tenido algo que ver con el proyecto de “la cosa radiactiva”.

En el marco de este proyecto hemos creado software para medir radiactividad en los móviles, hemos visitado pueblos relacionados con la industria nuclear, hemos proyectado la radiactividad con rayos láser y hemos hecho el tonto un poco con trajes blancos y máscaras de gas.
Todas estas cosas y más las hemos ido grabando y ahora vamos a enseñar una serie de cortos que a modo de documental cuentan lo que hemos hecho y las opiniones de la gente con la que nos hemos encontrado.
Esto será el Martes 7 de Mayo en Medialab-prado a las 19.00

La entrada es por la Plaza de las Letras, bajando la rampa. justo en el lateral del caixaforum, detrás el Paseo de prado. La proyección será en el auditorio que está en la segunda planta subiendo las escaleras amarillas.
————————–
Medialab-prado:
Plaza de las Letras. C/ Alameda, 15 · Metro y Cercanías: Atocha
———-
Además el Miércoles 8 de Mayo hablaremos con gente de la OKFN Spain sobre radiactividad, mediciones y datos abiertos y explicaremos como funcionan los contadores en un pequeño taller y una excursión por el barrio
De 19.00 a 20.30 más o menos.
Allí nos vemos !

Herramienta web para visualizar logs del contador Geiger

La aplicación móvil de “la cosa radiactiva” permite guardar las medidas de radiactividad en un fichero de texto. Este fichero guarda cada línea con el formato:

=83 —- 32 —- 0.25985184 —- -5.79779671 —- 38.83200898

codigo —-  cpm —- valor — longitud — latitud

Esta herramienta sirve para sacarle partido a estas medidas: graficarlas y ponerlas en el mapa. Puedes subir tus propios archivos o consultar los que están en el registro:

 http://lacosaradiactiva.uncoded.es/medidas

La herramienta es funcional, pero puede tener sus fallitos. Está probada sólo en safari y chrome en un mac de 15”
Por cuestiones de tiempo, lo he tomado como un proyecto de findesemana y le faltan algunas funcionalidades interesantes. Si veo que puede usarse para más cosas la mejoraré en un futuro, si no, se quedará como está.

funciones

  • Lee archivos con el formato indicado arriba
  • Si hay muchos números se pueden filtrar
  • Muestra los datos en gráfica
  • Si hay datos de geolocalización, muestra los datos en el mapa
  • Si los datos han sido tomados en movimiento, muestra el camino seguido.

Para entender lo que significan. Copio y pego de la ayuda:

El valor medio de radiactividad en España es de alrededor de 0.12 uS/hora (medidas al aire): Mapa con mediciones oficiales: http://radiactividad.org

El contador Geiger que tenemos parece tener un error de offset que hace que se midan 0.1 usievert de más (a ojimetro, la calibración de un contador geiger es muy costosa ver: VISITA AL CENTRO DE MICRO-ANÁLISIS DE MATERIALES )

Valores de hasta 0.3-0.4 microsieverts/hora son normales en la naturaleza. Valores superiores pueden serlo si hay presencia de minerales radiactivos. La radiactividad puede alcanzar valores muy amplios. Por eso un cambio de una magnitud de 2 o 3 no tiene por qué ser peligrosa para la salud.

El mayor valor que hemos registrado ha sido 1.6 uS/hora en “La Haba”. Pero no podemos determinar si se debe a la presencia natural de uranio o a los enterramientos ilegales. (ver Los enterramientos radiactivos de la haba ) Esto sumaría un valor anual de 14 miliSieverts. (1.6 uS/h * 24h/dia * 365 dias/año=14000us/año)

La dosis media anual para una persona se aproxima a los 4 mSieverts, y los trabajadores de la industria nuclear americana pueden recibir hasta un máximo legal de 50 milisieverts anuales. http://xkcd.com/radiation/

 

Para seguir lo que hacemos:

Para seguir nuestras actividades estos días puedes hacerlo desde este blog o desde nuestra recién creada página de facebook:

https://www.facebook.com/lacosaradiactiva 

También desde alguna de nuestras cuentas personales de Twitter:

https://twitter.com/sergioeclectico
https://twitter.com/biquillo
https://twitter.com/servandob

Y por último, cada cierto tiempo intentaremos enviar información de nuestras mediciones al HUB de datos de cosm.com (antiguo pachube):

http://apps.cosm.com/trails/preview.php?feed=53341&lat=2&lon=3&d=1&w=644&h=644

Y en:

https://cosm.com/feeds/53341

 

Septiembre 2012. La pequeña ruta de los cazadores de radiactividad

Después de unos meses acumulando algo de conocimiento y de herramientas, nos decidimos a emprender viaje. Durante los días 21 al 29 de Septiembre un grupito de personas vamos a explorar rincones de España relacionados con lo que viene siendo la cosa radiactiva de diferentes formas. Antiguas fábricas de uranio, centrales nucleares reales o fantasmas, almacenes de residuos…

Por ahora la cosa va como sigue:

  • Sábado 22. Visitaremos el embalse de Arrocampo, de donde toma el agua la central nuclear de Almaraz. Después nos encaminaremos hacia la central fantasma de Valdecaballeros
  • Domingo 23. Visita a la zona de La Haba. Las actividades incluyen una charla taller, una excursión a la antigua mina de Uranio y un concierto láser a cargo del artista “Servando Barreiro”
  • El lunes iremos al cementerio nuclear del Cabril (Hornachuelos, Córdoba), donde se almacenan los residuos de baja y media radiactividad que se generan en España
  • El martes 25 estaremos en Andujar (Jaén), en la antigua fábrica de uranio y minas, de las que tengo pendiente un articulo en este blog.
  • El jueves 27 estaremos en los alrededores de la central de Trillo (Guadalajara) Estamos buscando un instituto de la zona donde poder impartir un taller. (¿alguna ayuda?)
  • Por último el Sábado 29 estaremos por los alrededores del futuro Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas (Cuenca) desarrollando un taller y una actuación al igual que en La Haba.  Concretamente estaremos en Alconchel de la Estrella, aunque quizás nos dejemos ver por algún sitio más.

Los Talleres y las actividades son abiertos a todo aquel que quiera venir.


Ver Zonas “radiactivas” en un mapa más grande

Nuestros objetivos con esta excursión son varios.

  • Por un lado probar y experimentar con nuestro software y con los contadores geiger  openHardware, y además enseñárselos a gentes a quienes pueda resultarles útil.
  • Por otro lado queremos llevar experimentos artísticos con nuevos médios a zonas de España donde quizás no están muy acostumbrados
  • Y por último bajo el paraguas de ciencia ciudadana queremos contar y difundir la idea de que los ciudadanos podemos organizarnos e implicarnos para verificar la información -ambiental, en este caso- que nos interesa, y que debemos formarnos para poder participar con criterio en la toma de decisiones que afectan a nuestro entorno y a nosotros.

En el proyecto utilizamos la radiactividad como medio expresivo pero también como sustrato sobre el que plantear nuestras cuestiones sobre participación ciudadana, democracia, ciencia y sobre el futuro y las consecuencias de nuestra forma de vida.

 

Radiactividad ¿Cómo se mide?

Para medir distancias, todos conocemos los metros y hemos oido además otras medidas como las yardas, los pies, las millas etc. Esto son sólo diferentes unidades de medida que pueden convertirse entre sí de forma directa. Por ejemplo 1 milla son 1609,344 metros. Y esto es siempre así. A la hora de medir radiactividad nos encontramos con que hay buen número de unidades que se utilizan en distintos casos y que no miden la misma cosa. Para escribir este articulo me he inspirado en (o he fusilado a):

Nota: No soy especialista en mediciones radiactivas. La siguiente información puede ser imprecisa. Si detectas alguna incorrección, por favor, ayúdanos dejándolo en los comentarios.

Radiactividad

La radiactividad es un proceso de descomposición por la cual unos átomos de un elemento se transforman en átomos de otro elemento. Esta descomposición emite una serie de ondas y partículas que es a lo que llamamos radiación nuclear. Esta radiación puede ser de tres tipos:  Continue reading

Centrales fantasmas

En España no se construye ninguna central nuclear desde 1984, y las que entonces estaban en construcción, no se terminaron. Discutir los motivos, desde los ecológicos hasta los económicos, se me escapa, pero como siempre un buen sitio para al menos empezar a indagar es el articulo de la wikipedia al respecto

Por aqui ofrezco simplemente algunos enlaces para aprender más sobre estas centrales “fantasmas”. En primer lugar un pequeño corte de los informativos de TVE de hace no mucho sobre la moratoria nuclear.

Estas centrales sin terminar primero se conservaron hasta 1991 y después se desmantelaron, quedando hoy tan sólo la gruesa piel de hormigón que debería haber albergado a todo el conjunto.

La mas famosa de las centrales fantasmas es la central de Lemóniz, en Euskadi, que fue muy polémica por la oposición popular al proyecto primero y por el terrorismo de ETA después. Este es un documental de la TV vasca sobre el tema:

Independientemente de la opinión individual respecto a la energía nuclear, no parecía muy sensato colocar una central menos de 20 km de Bilbao, en un paraje natural increíble y sin contar con el apoyo de los habitantes.
La historia de Lemóniz es muy trágica por el asesinato de varios trabajadores de la central a manos de ETA y también porque en una de las protestas antinucleares de la época, un policia le disparó un tiro a la nuca a una manifestante de 23 años.(y fue condenado a unos pocos meses de cárcel)

En fin, una época turbulenta en España, que en este caso terminó con que la central de Lemóniz, a falta tan sólo del uranio para entrar en funcionamiento, nunca se pusiera en marcha.

Otra central nuclear nunca abierta, es la de Valdecaballeros, en Extremadura. En este caso, los reactores nunca llegaron a instalarse en el edificio. En el blog “lugares olvidados” hicieron una visita a esta central y tomaron muchas fotos impresionantes como esta:

Los enterramientos radiactivos de La Haba y reflexiones sobre los límites de la ciencia ciudadana.

El famoso accidente del CIEMAT es tema recurrente al hablar sobre contaminación radiactiva en España. Tiene todos los elementos necesarios para hacer una historia misteriosa. Dictadrura, Experimentos secretos, bombas atómicas, ocultación de datos, seguridad de chinchinabo…
Ya hablamos brevemente en su día de qué paso en el CIEMAT, pero ¿qué paso con todo el material radiactivo que salió de Madrid?

Si los Rusos tienen Siberia nosotros tenemos Extremadura, llanuras donde enterrar lo que sea sin molestar a muchos. El equipo del programa de RTVE “El escarabajo Verde” sigue la pista de los residuos del CIEMAT desde Madrid hasta el pueblo de “La Haba” donde antes de sellar la mina de uranio empezaron a llegar barriles con los escombros de la desmantelación del CIEMAT.

El Escarabajo Verde- Uranio Olvidado

Aquí otro par de enlaces sobre el tema;

La mina Lobo. La Haba

La minería de Uranio en Extremadura y Salamanca

Como resumen, parece ser que ciertamente los escombros del CIEMAT se enterraron en La Haba, a bastante distancia de Madrid. Si hubieran sido escombros normales, no habrían tenido que viajar tan lejos. Pero no lo eran, son lo que se considera, residuos de baja actividad, material que ha estado en contacto con fuentes de radiación y que se transforma a su vez en radiactivo.

En el documental se enseña que en la zona de residuos enterrados, las mediciones con un contador Geiger (mucho mejor que el nuestro) indican niveles de radiactividad “normales” ¿Significa esto que no hay ningún problema? A corto plazo si. Los técnicos que desmantelaron la mina de La Haba hicieron bien su tarea para que en la superficie no hubiera radiación. Al estar el subsuelo compuesto de arcillas de relleno, la radiación que emite el suelo es menor que la radiación que emite de forma natural el terreno de alrededor que contiene uranio.

Ahora bien, cuando se entierran “legalmente” residuos de baja y media actividad en un cementerio nuclear ( como en “El Cabril”) se hacen en cámaras de hormigón instaladas en un cierto tipo de terreno y con un cierto tipo de medidas de seguridad. Y esto no es así por gusto, sino porque los residuos radiactivos son radiactivos por un buen puñado de años (decenas, cientos o miles) Así pues hay que garantizar en la medida de lo posible que estos materiales no contaminen nada fuera de su espacio de confinamiento.

Y ahora la moraleja del final de cada Post:

Sobre las limitaciones de la ciencia ciudadana

Continue reading

Visita al Centro de Micro-Análisis de Materiales (CMAM)

El miércoles 18 de Abril visitamos el Centro de Micro-Análisis de Materiales, en la Universidad Autónoma de Madrid. Nuestro propósito era entrevistarnos con Ángel Muñoz, responsable de la protección radiológica del centro, gracias al contacto proporcionado por Javier, que ha colaborado en el pasado con Ángel.

Nuestra idea inicial era presentarle el proyecto para que nos expusiera su punto de vista al respecto, especialmente en relación a la exactitud de las mediciones y la calibración del contador Geiger basado en Arduino-Android que estamos desarrollando.

Lo que pensábamos que podía ser una reunión ágil se convirtió, graciasa la amabilidad y atención de Ángel, en una visita más extensa en la que pudimos conocer parte de las instalaciones del centro, su acelerador de partículas, aparatos de medición y medidas de seguridad. Ángel nos ilustró con marcado entusiasmo, capacidad pedagógica y comunicativa sobre diversos temas relacionados con la radiactividad y sus riesgos.

La mayor parte de la visita transcurrió en la sala de control del acelerador. Una vez terminaron los trabajos diarios, éste fue apagado y Ángel nos invitó a entrar en la estancia que lo alberga. Pudimos observar el grueso muro de hormigón que aísla la sala del acelerador del exterior, atenuando drásticamente la energía de la radiación ionizante. Previamente habíamos sido informados del protocolo de seguridad, que habíamos firmado, y que incluía la entrega de un dosímetro personal de lectura directa que tuvimos que prender en nuestra ropa.

Una vez dentro de la sala del acelerador, Ángel accedió a una caja fuerte, de donde extrajo una pequeña caja con fuentes radioactivas para calibración, “exentas”, como explicó, lo que implica que, al ser de muy baja actividad, sólo precisan de protocolos de seguridad básicos y por ello podíamos utilizarlas para probar el funcionamiento de nuestro medidor.

Ya con las muestras en la sala de control, procedimos a comparar la respuesta de nuestro medidor ante una fuente radioactiva con la respuesta de una de las sondas calibradas del centro. Siguiendo las indicaciones de Ángel, tomamos medidas a varias distancias para verificar que la tasa de dosis disminuye cuadráticamente con la distancia a la fuente. Al mismo tiempo comparábamos los valores medidos por la sonda calibrada del centro con los de nuestro medidor. Pudimos observar que había una diferencia de no más de un 20 % en las medidas de ambos. Ángel apuntó que cuando hablamos de mediciones de seguridad, desviaciones como estas son aceptables pues lo importante es lo significativo del orden de magnitud de la medida. Los medidores de seguridad no son los que se emplean para hacer investigación radiológica. Estos son mucho más complejos que aquellos y son capaces de diferenciar los distintos isótopos radioactivos que son origen de la radiación medida.

Al despedirnos de Ángel, un par de horas después, tratamos de ordenar nuestras ideas a la luz de todo lo visto y oído.

En cuanto a la calibración del medidor y la calidad o exactitud de sus medidas: no tendría sentido preocuparse en calibrar el aparato con mucha precisión. Los medidores de seguridad, en general, se utilizan para detectar variaciones de radiación importantes, y no para tener valores exactos de radiación. Además el calibrado es un proceso extremadamente costoso.  Podemos asumir que nuestro medidor da una medida razonable dentro del orden de magnitud real, como pudimos corroborar con las medidas comparativas que hicimos en la sala de control.

En cuanto al sentido y utilidad de nuestro medidor, y a raíz de comentarios al respecto de Ángel: por una parte el medidor es una buena herramienta para tomar conciencia de la magnitud de la radiación natural de fondo a la que constantemente estamos expuestos, y que proviene de ciertos minerales presentes en la naturaleza. Nuestro medidor la registra y la hace patente con cada pitido/chasquido de cada ionización. La medida que muestra la aplicación Android es coherente y cercana a lo que se espera. Por otro lado, el medidor puede ser también útil como detector de emergencia en entornos de riesgo, como por ejemplo, en las cercanías de una instalación nuclear. Medidas anormalmente altas serían, con alta probabilidad, indicadoras de algún tipo de incidente grave en dichas instalaciones.

Sin embargo, nuestro medidor no sería útil para detectar, por ejemplo, alimentos contaminados con isótopos (de Cesio o Iodo, por ejemplo), ya que las cantidades contaminantes son en este caso ínfimas, detectables únicamente con dispositivos especiales. En realidad, el peligro de estos contaminantes radica en que, por su naturaleza química, son incorporados en el cuerpo humano, donde pueden permanecer largo tiempo.

Otro punto interesante de la visita fue que nos ayudó a entender mejor la radioactividad de forma intuitiva. Por un lado, se hizo patente el drástico efecto que tiene la distancia a la fuente en la energía radiante que nuestros cuerpos absorben. Las pequeñas cápsulas de fuentes radioactivas que usamos en las mediciones tenían que estar a menos de 20 cm para elevar significativamente el valor de las medidas. Más lejos, su radiación era enmascarada por la radiación natural de fondo; en este caso hablamos de algo menos de 0,20 microsiervert/h provenientes en buena parte del radón que escapa del granito de la Sierra de Madrid. También es reseñable que, una vez dentro del bunker del acelerador y con éste apagado, los valores de radiación que se miden dentro del bunker son significativamente menores que los de la sala de control o de la calle (debido al blindaje de la instalación). Esto nos hace más conscientes de que la radiactividad es un fenómeno natural, que en nuestras vidas normalmente la tenemos presente en cierta cantidad como radiación natural de fondo, que la distancia a la fuente radiactiva es determinante en la disminución de actividad a la que estamos expuestos.

En conclusión, la visita fue muy fructífera y gratificante.  Agradecemos a Ángel Muñoz su extremada atención y le invitamos a estar en contacto con el proyecto.